1º Elija siempre modelos que independientemente de su tamaño (acorde con el espacio disponible, el numero de bañistas, intensidad  de uso,   etc.) sea  accesibles para personas mayores y niños, en este punto  es siempre recomendable instalar una piscina con escaleras romanas, estas son las únicas que le aseguraran un acceso cómodo sin esfuerzos ni peligros.

2º  Escoja piscinas con unas cotas de profundidad desiguales, es decir de menor a mayor, esto le permitirá tener  diferente zonas de disfrute (zonas que no cubran para personas  mayores y niños  pequeños, que “hagan pie”)  y una zona de mayor profundidad para jóvenes que les permita bucear  y gozar  con total intensidad de una piscina porque siempre encontraran agua bajo sus pies. Descarte las ofertas de piscinas con la misma cota de profundidad, están muy limitadas en cuanto a su uso.

3º  Determine un modelo de depuradora con un sistema probado. Los sistemas convencionales “de toda la vida “le evitaran problemas, el  filtro de arena sigue siendo el más efectivo, desconfié de sistemas novedosos   que llevan  poco tiempo en el mercado y se desconoce su efectividad a largo plazo.

 

4º Piedra de coronamiento.

Es el remate perimetral de la piscina, el umbral de entrada , fabricado en resistente piedra artificial, sirve de freno para la suciedad y las aguas de lluvia, además de cumplir un cometido estético, es el asiento perfecto  para disfrutar de tu piscina, antideslizante y poroso, no quema con los pies descalzos, exige que lo tenga la tuya.

 

5º Su piscina debe llevar Skimer, este dispositivo le permitirá el filtrado del agua de superficie, para que este siempre limpia en la línea de flotación, libre de hojas, insectos y polvo en suspensión. En su cestillo, podrá aplicar cómodamente los productos necesarios para tratar el agua.

6ª Escoja su piscina con foco subacuático, será un placer bañarse en las cálidas noches de verano  con su piscina iluminada.

 

7ª Garantía de impermeabilidad. Exíjala  por escrito.